Lo que se dice sobre ti, sobre tu marca, sobre tu agencia – y tus agentes- sobre tu forma de actuar es en estos momentos, una de las herramientas más potentes para presentarte ante un público que ha cambiado. Con el auge de las redes sociales cada vez es más habitual lo que se denomina smart consumer, es decir, ahora el comprador: investiga, compara, pregunta e indaga antes de contratar un servicio. Esta modalidad, que podemos enmarcar en lo que se denomina marketing emocional,  se hace tanto para la compra de un teléfono móvil, como la de un hotel o restaurantes ¿Imagináis lo que alguien investigará para saber quién le asesorará en la compra-venta de un inmueble?

La batalla en el mercado inmobiliario a la hora de captar -tanto propiedades como clientes- es durísima, así que cualquier detalle puede marcar la diferencia. Potenciando el uso de testimoniales, podrás construir una reputación online que aumente tu credibilidad como empresa, permitiéndote generar confianza entre tu público objetivo y desmarcarte de la competenciaAunque a priori pueda parecer complicado, conseguir que un cliente deje una opinión sobre el trato recibido es más fácil de lo que parece. Tras días trabajando codo con codo, no tendrán problemas en dedicarte un par de minutos en la web. La mejor manera de incentivar a tus usuarios para que te den su testimonio es manifestar con sinceridad lo importante que resulta para ti. Una recomendación: no es una buena idea ofrecer algo a cambio a modo de incentivo. Este gesto puede ser tomado como una forma de pago y solo le resta credibilidad y además de dañar tu reputación.

Para cimentar una buena reputación en base a esta sencilla herramienta, queremos facilitarte algunos consejos:

  • No falsees las opiniones: Pedir a amig@s y/o familiares que se dediquen a llenar la web de opiniones poniéndote por las nubes es hacerse trampas al solitario. Aunque pienses que te deja bien solo consigues un doble efecto negativo: Haces que una herramienta basada en la sinceridad se perciba como “falsa” y pierdes la oportunidad de que te muestren aspectos mejorables de tu modelo de negocio.
  • Pide concreción: A la hora de reclamar un testimonial solicita que expliquen de manera específica como les has ayudado. No es lo mismo decir: “Son geniales” que afirmar “Con su ayuda vendí mi casa un 20 % sobre el valor de mercado, y en solo 4 semanas.”
  • Opiniones Negativas: No entres en una discusión con un cliente descontento. En caso de recibir una valoración que no sea positiva, aprovecha la oportunidad. La herramienta ganará verosimilitud y tus opiniones positivas peso específico.
  • Pide que exhiban objeciones: Una buena forma de dotar de credibilidad a los testimonios de tus clientes es incluir los obstáculos o problemas que poseían antes de contratarte. Incluso pueden mostrar las objeciones que tenían antes de contratarte, para ello haz un listado de objeciones que tus clientes podrían tener, y busca testimonios que aclaren cada una de ellas.

En la nueva web de Coldwell Banker España & Andorra cuentas con una excelente herramienta para que tus clientes puedan hablar de ti… ahora depende de ti sacarle el máximo partido.

Share This