Si alguna vez te has encontrado deseando recrear la sensación de bienestar que se siente durante una estancia en el Four Seasons Hotel, no estás solo. Un creciente número de influyentes propietarios están solicitando a sus diseñadores hacer que sus casas luzcan y se sientan como estar en uno de sus hoteles favoritos, o bien están solicitando a sus agentes inmobiliarios encontrar una propiedad “Hogar-Hotel”.

Arquitectos, diseñadores y desarrolladores de tendencias en ciudades como Los Ángeles,  están contínuamente en búsqueda de fuentes de inspiración. El reconocido diseñador hotelero y fundador de TAL Studio, Todd-Avery Lenahan, fue entrevistado en exclusiva para la revista de Coldwell Banker “Home & Estates”, y nos afirma: “Vemos esta tendencia a través del aspecto del diseño, pasando por la arquitectura, el mobiliario y las habitaciones”.

El pasado año Shelly Osandon de SEE Materials & Construction nos comentó acerca de la visión que tuvo de un hogar unifamiliar con aire de boutique hotel para cierta zona de Beverly Hills. “Quisimos incluir comodidades de manera que cuando se entrase a casa realmente no quisieras estar en ningún otro lugar”, refiriéndose a la residencia modernista de 3.430m2. “Esta propiedaad posee tantas maneras diferentes de entretener a los invitados, que te hace sentir que como en uno de los más lujosos resorts”.

Michael Palumbo, otro diseñador de Los Ángeles, suele crear elaboradas casas que simulan la experiencia de un hotel en el mismo hogar. Incluye en sus exclusivos diseños “Todo lo que podrías encontrar en un hotel de cinco estrellas”, desde distintas zonas de bienestar y  gimnasios, hasta habitaciones en suites con cocina y comedor privado.

 

 

Es cada vez menos inusual encontrar las palabras “Four Seasons” u “hotel” en las descripciones de las casas de alto lujo en los listados de propiedades de Los Ángeles. Es una herramienta de marketing que los agentes inmobiliarios están comenzando a emplear para atraer a los compradores más sofisticados. Joyce Rey, especialista del lujo inmobiliario de Coldwell Banker en Beverly Hills, nos comenta la demanda que ha visto en residencias que capturan la experiencia hotelera: “Las fijaciones de estos compradores tienen sentido, al fin y al cabo nuestros acomodados compradores frecuentemente están viajando por el mundo, por lo que pasan mucho tiempo en resorts de cinco estrellas”.

La industria del lujo hotelero ha tenido mucho éxito al asociar sus marcas con servicios exclusivos, por lo tanto, es una progresión natural que una residencia de lujo sea asociada con ésta de forma instantánea.

Lenahan cree que esta tendencia es impulsada por la respuesta emocional de las personas a los hoteles. “Parece que los propietarios desean tener la cohesión del diseño de un complejo cinco estrellas”.

 

Agentes inmobiliarios de lujo en mercados como Miami están de acuerdo con Lenahan. “Las personas dicen que se sienten atraídas a la estética de un hotel, pero yo pienso que es algo mucho más profundo”, añade. “Cuando un cliente viene a mí y dice ‘Quiero comprar una casa que sea como un hotel lujoso’, yo les pregunto ‘¿Dónde te hospedas normalmente?’, y por lo general, no es necesariamente el mejor hotel, es la sensación que desean tener cuando estén en la propiedad. Ellos están respondiendo a un subconjunto más profundo de cosas. Por ejemplo, en un hotel te sientes mimado, te atienden y se anticipan a tus necesidades, ¿Quién no querría experimentar ese mismo sentimiento en su casa?, quieren que su casa sea hospitalaria y acogedora.” 

Jill Eber y Jill Hertzberg de The Jills, equipo Nº1 inmobiliario de Coldwell Banker, dicen que es importante entender la profundidad del significado detrás de lo que los compradores quieren decir cuando señalan que quieren un hotel como hogar. Según Eber, podría significar querer “Una sensación de grandeza cuando entren en su hogar con grandes espacios de entretenimiento, techos altos y una dramática escalera junto a los acabados más lujosos, hermosas áreas de descanso, un bar completamente equipado, un spa y un gimnasio”. En otras palabras, todas las comodidades que uno pudiese encontrar en un hotel. La teoría de Hertzberg es que cuando un comprador dice que quiere un “Hogar-Hotel”, realmente está diciendo que quiere algo “llave en mano”.

“Los compradores más sofisticados aman propiedades que son hermosas y elegantes como un hotel de cinco estrellas”, nos dice ella. “Nosotros usamos términos (en nuestras descripciones de propiedades) que hagan sentir al comprador como si la casa fuese perfecta para entrar y comenzar inmediatamente a vivir un estilo de vida de lujo.”

El desarrollador de la mansión L.A, Jay Belson está de acuerdo con la teoría de Lenahan “Su tiempo es valioso. No quieren sentarse con diseñadores y elegir textiles. Quieren sentir que acaban de entrar a un hotel Four Seasons, tal como si hubieran entrado en un espacio en que está todo listo y están esperando por ellos. Es lo que emocionalmente les hace sentir bien”.

Concluye Lenahan: “Las personas se sienten atraídas a hoteles porque es allí donde tienen la sensación de estabilidad y poder de permanencia en un mundo tan transitorio”.

Share This