A un mes del inicio del 2018 es hora de hacer cuentas y observar la actividad inmobiliaria en las principales ciudades durante el 2017 con respecto a periodos iguales del año anterior.*

Dentro del estudio las ciudades analizadas fueron Barcelona, Madrid, Málaga, Palma, Las Palmas y Valencia, en donde todas registraron una alza en sus precios desde el inicio del 2016 hasta finales del  2017, cada una con distintas curvas de crecimiento.

 

Palma asciende considerablemente en precio, mientras Madrid continúa tirando del mercado.

La variación más significativa se produjo en Palma, en donde presentó una alza del 16,% entre el cuarto trimestre del 2017 en relación al de 2016. En el sorpresivo caso de Barcelona, se presentó una alza interanual positiva, sin embargo, se observa un descenso significativo interanual entre el tercer y cuarto trimestre del 2017 a causa de la baja de precios de este último periodo.

El menor aumento de precio compraventa interanual lo tiene Valencia con un 2,8%, a pesar de esto, la capital valenciana registra una actividad del mercado de oferta y demanda relevante (sobrepasado por Madrid en el último trimestre).

A nivel nacional se ha generado una tendencia en el aumento del tiempo de ventas, por el contrario, Madrid se encuentra en una tendencia de reducción en el tiempo de venta. El encarecimiento de los precios sería la razón principal de esta tendencia, exceptuando que el dinamismo del mercado inmobiliario se agilice, como ha ocurrido en Madrid.

¿Cómo se proyecta la rentabilidad del alquiler?

De todas las ciudades analizadas, Málaga es la ciudad que mostró mejor rentabilidad, presentando un alza de 5,7 a 6,7 interanual. Por parte de Madrid se registraron resultados estables interanuales en donde no hubo mayor tendencia al ascenso.

Algunas ciudades a fines del 2017 presentaron una rentabilidad por debajo de las obtenidas en el último trimestre del 2016. Palma a pesar de que el precio de alquiler tuvo una fuerte alza, no es tan significante como lo fue el de compraventa. En el caso de Madrid y Barcelona, comienzan a dejan el protagonismo de los últimos periodos, para ceder la delantera al fuerte crecimiento de Palma y Málaga.

*Datos recogidos de estudio realizado por uDA (urban Data Analytics).

Share This