En los últimos años, el mercado inmobiliario ha experimentado un profundo proceso de cambio que ha arrastrado con él a los asesores, obligándoles a responder de un modo rápido, eficiente y eficaz a las nuevas corrientes de un sector siempre cambiante. En la actual coyuntura, una buena adaptación nos permitirá alcanzar el status de Top Producers.

Por tanto nos vemos en la obligación de tener claros tres aspectos:

  • Es el momento de la mediación inmobiliaria: El sector inmobiliario está vivo, y requiere de nuevas necesidades cada día que deben ser satisfechas por los profesionales del sector.
  • Enfoque en el cliente: Los días de las pequeñas inmobiliarias con un dueño multitarea que era el primer y principal comercial pasaron a mejor vida. Hoy en día en España se está normalizando el trabajo por equipos de asesores inmobiliarios que, con el apoyo de staff administrativo, marketing y legal, trabajan centrados en el servicio y la atención al Cliente.
  • Entender el valor de la formación: Para adaptarse a una profesión tan cambiante la formación es un pilar básico. Desde Coldwell Banker University formamos de forma continúa a nuestros asesores inmobiliarios ya que consideramos que esta profesión es un camino de aprendizaje.

Estos profesionales brillan por sus excelentes resultados, son disciplinados, energéticos, proactivos y entusiastas. Para llegar a ser Top Producer existen cinco factores clave:

Foto Coldwell Banker

  1. Especialización: Para ser un Top Producer la formación y especialización son fundamentales. La formación constante en técnicas de venta y marketing le resulta un factor diferenciador que se antoja imprescindible a la hora de unirse a una red de intermediación inmobiliaria.
  2. Liderar el proceso de captación: El momento es clave. Si controlamos cuando se pone un inmueble a la venta aumenta nuestro margen de decisión frente a posibles compradores. Controlar una variada y amplia selección es fundamental para un Top Producer de modo que pueda presentar una cartera de productos nutrida y complementaria.
  3. La excelencia como única opción: La máxima exigencia en su aspecto, su forma de presentarse, de interactuar y, por supuesto, en ofrecer un servicio de máxima calidad. Los buenos ejemplos son muy valiosos como fuente dónde encontrar atributos positivos que marquen la diferencia.
  4. Estar preparado ante cualquier eventualidad: La sorpresa no tiene cabida en un proceso de venta para un Top Producer. Debe estar preparado y sopesar todas las posibilidades de manera que pueda dar una respuesta que genere confianza al comprador. Este servicio no debe darse solo durante las visitas, si no antes y después, la preparación y la documentación exigen el mismo grado de preparación.

Si algo caracteriza a este tipo de profesionales es que aman su profesión.  Solo aquellos que lo hagan serán capaces de satisfacer por completo las necesidades de sus clientes.

Share This