Recientes estudios apuntan a que pese a que solo el 50% de los españoles se muestran reacios a convertir sus hogares en Smart Home (datos similares a Italia, Francia o Reino Unido, aunque lejos del 18% de Alemania) apenas un muestran un 8,7% está dispuesto a invertir en este tipo de tecnología ¿Dónde está el problema? Desde luego no solo es necesario mejorar la educación e informar de las ventajas de estos sistemas, sino que se antoja imprescindible empezar a desarrollar nuevas estrategias de venta para apoyar el crecimiento de este tipo de tecnología.

Tanto a nivel nacional, como en Europa, los datos llevan a pensar que, con un buen asesoramiento, el público es partidario de adquirir viviendas dotadas de tecnología smart. Pese a que solo un 22 % de los españoles ha oído hablar del concepto hogar inteligente u hogar conectado a una tienda, cerca del 40% de los consumidores españoles (39%) esperan vivir en un hogar inteligente en los próximos 3-5 años. Si nos centramos en aspectos como la seguridad, a 7 de cada 10 les preocupa la protección de su domicilio y sentirse a salvo, aunque apenas un 10 % saben o han oído hablar de las cámaras de videovigilancia IP. Esto es una muestra de la oportunidad que esta tecnología ofrece a un asesor inmobiliario, presentar soluciones eficientes y sencillas para problemas cotidianos a consumidores que las desconocen por completo, y que sin duda quieren conocer.

home.howstuffworks.com

Pese a esta evidente falta de conocimiento, el mercado nacional empieza a mostrar sus preferencias a la hora de equipar su hogar con tecnología smart:

  • La mayoría de los españoles considera que la seguridad en el hogar es el principal aspecto a cubrir.
  • Para 1 de cada cinco españoles, que el dormitorio este adecuado (temperatura, iluminación…) a la hora de irse a la cama, y el hecho de que su casa es “preparada” al llegar después del trabajo, ocupan el segundo lugar.
  • Entretenimiento accesible y una casa confortable para recibir invitados, son otros aspectos que los españoles consideran que una smart home debe cubrir.

Sin embargo, a la hora de elegir que estancia debe estar más dotada con esta tecnología, la cocina es para 6 de cada 10 la habitación que antes convertirían en “inteligente” de toda la casa, seguidas de lejos por el dormitorio y el salón con un 16 y un 12 % respectivamente. A la hora de elegir una aportación concreta para dotar a su hogar, los españoles optan por el cierre de puerta inteligente, opción que dobla en partidarios a las segundas en este ranking: (Mirilla inteligente, Sensor de movimiento y bombillas inteligentes).

Podemos concluir por tanto que un correcto asesoramiento, puede suponer un elemento diferenciador que tanto compradores, como vendedores, pueden y esperan recibir por parte de un asesor inmobiliario.

Share This