¿De dónde vienen?  Probablemente es la pregunta que muchos agentes inmobiliarios se cuestionan, pero según los expertos todo depende de la zona. Es muy probable que si preguntamos en Mallorca, la respuesta sería, alemanes, mientras que si realizaríamos la misma pregunta en Alicante, la respuesta sería británicos o si el caso fuera Ibiza es muy probable que la respuesta sea, italianos. Sin embargo, si se desea tener una perspectiva global del país, es útil acudir al informe trimestral del Colegio de Registradores de España quién se encarga de contabilizar la procedencia nacional de los compradores y demandantes de propiedades en el país.

Según su informe del primer trimestre del 2018, los británicos lideran la lista, tanto como  datos de entrada de turistas como de compradores de vivienda. 

Sin embargo, según el Colegio de Registradores, los ciudadanos alemanes han superado a los franceses en compra de vivienda en España. Dónde las dos nacionalidades han generado 1.300 compras de vivienda cada una, pero en el caso de los alemanes supone un 7.85% del total de adquisiciones de vivienda por parte extranjeros, mientras que ls franceses acumulan un 7,64%, medio punto menos que el trimestre anterior.
Luego de británicos, alemanes y franceses; están los belgas quienes cuentan con un 6,8% del total, seguidos de los suecos (6,57%), los italianos con un 5,7%, los rumanos un 5,4% y los marroquíes un 4,5%. Las demás nacionalidades de compradores de inmuebles no alcanza el 4%.
La demanda inmobiliaria, en términos generales, mantiene un crecimiento constante que supera el 13% y que en el pasado trimestre superó las 16.500 operaciones, recuperándose de los retrocesos ocasionados en los últimos meses de 2017, cuando las compras por parte de extranjeros bajaron a 15.000.

Asimismo, el informe del Colegio de Registradores de España indica que el valor de la vivienda ha incrementado un 9,4% interanual entre enero y marzo de 2018, mientras que en relación con el trimestre anterior se encareció un 4,5% que constituye su mayor repunte después del golpe de la burbuja inmobiliaria.

En términos interanuales, la compra de inmuebles incrementó un 13,4% mientras que en relación al final de 2017 el progreso fue del 15,3% hasta las 128.990 transacciones de compraventa registradas, lo que supone el aumento trimestral más elevado en diez años. Además, en el último año se han inscrito 479.475 operaciones de compraventa, el mayor resultado interanual desde el primer trimestre de 2009.

Artículo visto en
Los alemanes, los segundos que más viviendas compran en España

Share This