La vigésima edición del Salón Inmobiliario Internacional de Madrid registró un aumento considerable de visitas. Según los organizadores, el incremento de visitantes en relación al año pasado fue del 9,5%. De acuerdo al director general de SIMA, Eloy Bohúa, este porcentaje se sitúa “en línea con las previsiones” e indicó que es un  claro indicador de la recuperación de la demanda y el  crecimiento del sector. En total, 20.000 viviendas fueron ofertadas. 

Durante el Salón Inmobiliario de Madrid se desarrolló un nuevo formato de conferencias denominado “Iberian Second Home Summit”. En esta plataforma participaron: François Carriere, CEO de Coldwell Banker España & Andorra; Marc Pritchard, Director de Ventas de Taylor Wimpey Spain y Angeles Serna, Presidenta de TM Grupo Inmobiliario, el moderador de esta sesión fue Alex Radford, Fundador y socio de My Lawyer in Spain. Los expertos compartieron sus puntos de vista en relación al comprador internacional.

François Carriere, CEO de Coldwell Banker España & Andorra, afirmó que “Durante la crisis, la situación fue espectacular. Nadie quería hablar de España. Ni para comprar suelo y mucho menos viviendas. Pero este país lo tiene todo para triunfar como polo de atracción del inversor extranjero y ahora España gana turismo, pero también foráneos que compran casas para vivir una época del año aquí, cada uno elige su zona de preferencia”. Asimismo, Angeles Serna dijo que “el mercado está pasando por una época saludable, fundamentalmente por el empuje de la demanda en el arco mediterráneo y las islas. Los principales interesados son los ingleses, franceses y alemanes. Tenemos a un cliente vacacional tremendamente fiel”.

Según los expertos, el perfil medio de los compradores extranjeros es de parejas entre 45 y 55 años, que posee con un presupuesto medio de 250.000 euros y tiene preferencias por propiedades en provincias costeras. Sin embargo, las preferencias de las zonas varían de acuerdo a la nacionalidad de los foráneos, como por ejemplo: alemanes en Baleares, británicos en la Costa levantina, franceses en la Costa Brava, italianos en Canarias.

Share This