Doce grandes ciudades, diferentes países, un mismo fin.

Una docena de países se han unido para combatir la especulación inmobiliaria y reclamar más competencias en la regulación del mercado, asegurando a sus ciudadanos el acceso a una vivienda adecuada.

PAÍSES

Barcelona, Amsterdam, Londres, Berlín, Nueva York, París, Montevideo, Lisboa, Seúl, Montreal (Canadá) y Durban (Sudáfrica). Esta es la lista de países que presentaron una declaración para unir fuerzas. Lo hicieron ante Naciones Unidas el pasado lunes 16 de Julio. Todo en un contexto de falta de control del ámbito inmobiliario, sumado al poder creciente de las multinacionales en el sector. A la iniciativa se espera que se sumen próximamente otras metrópolis, entre ellas Madrid.

La Declaración “Cities for Housing”

Reivindica la necesidad de más poder en el ámbito municipal para gestionar el derecho a la vivienda ante los problemas que se están viviendo hoy en muchas grandes ciudades.

Una Declaración pactada que consta de cinco puntos:

1- Más competencias jurídicas y fiscales para luchar contra la especulación.

2- Más financiación para ampliar el parque de viviendas sociales.

3-  Fomentar alternativas residenciales público-privadas de la mano de cooperativas.

4- Reducir el uso del vehículo privado.

5- Promover la cooperación entre ciudades en materia de vivienda.

Medidas de freno en el alza del alquiler en España

El incremento en el precio del alquiler comienza a preocupar a las administraciones. En una situación en la que los inquilinos no son capaces de hacer frente a la renta, no cabe duda acerca de la existencia de la <burbuja inmobiliaria>.

El Gobierno trabaja en la aplicación de medidas urgentes destinadas a paliar este aumento, en algunos casos, de hasta un 50% del precio de los alquileres. Palma de Mallorca, Valencia y Sevilla son algunas de las ciudades que mayor aumento han experimentado.

Según cifras del pasado mes, Madrid es la ciudad con el alquiler medio más caro (1.896 €), seguida de Barcelona (1.780€).

Los expertos sugieren desgravaciones, una movilización de casas vacías,  la creación de parque público y leyes nacionales que rijan el alquiler turístico.

Proyecto de creación de parque público

Plantea la construcción de 20.000 viviendas nuevas, medida que permitirá un mejor acceso a la vivienda de jóvenes y familias de rentas bajas.

Berlín y París también se suman a la idea. En Berlín hay un parque de alquiler asequible formado por vivienda pública, cooperativas y empresas sin ánimo de lucro o con lucro limitado que suma 300.000 pisos. Por su parte, París ha controlado la burbuja de los alquileres a partir de la <ley Alur>, que limita los precios dentro de una horquilla. Establece que el precio del alquiler no puede excederse en más de un 20% del establecido en el índice de referencia de precios.

Share This