Barcelona se ha posicionado con éxito internacional de manera progresiva, como ciudad tecnológica, hasta el punto de que, en los dos últimos años, se sitúa entre las ciudades más avanzadas, siendo el lugar elegido por más de 1.195 startups.

Según explican diversos expertos, desde la llegada a Barcelona de Facebook en la Torre Agbar y Amazon o Schibbsted al 22@, afirman que la ciudad es uno de los mayores centros tecnológicos del sur de Europa, este distrito dispone de una superficie de oficinas de 925.000 metros cuadrados y tiene libre alrededor del 5%. Así pues, podemos afirmar que el “procés” político no ha afectado para que la ciudad sea reforzada notablemente como centro tech. Todo lo contrario, la ciudad va a la alza, y se confirmó que en el pasado 2018, 62 empresas del sector tecnológico firmaron el alquiler de 84.457 metros cuadrados de oficinas en Barcelona, lo que supone más de un 20% de la contratación total de la ciudad, según los datos de JLL. 

 

El distrito 22@ ha tenido siempre un papel relevante en las cifras de contratación de oficinas de la ciudad, llegando algunos años a representar el 50% del total del mercado.

Empresas tecnológicas

Metros cuadrados

%

Contratación total de Barcelona

Barcelona tiene y atrae a emprendedores, y estos hace que atraiga nuevos inversores. La larga trayectoria de la ciudad, viene acompañada de un gran apoyo institucional, como el MWC (Mobile World Congress) o ISE, donde se destaca el papel de Fira de Barcelona como líder de exposiciones y salones y se califica el recinto de Gran Vía como uno de los más “grandes y modernos” de Europa. Así pues, esto genera mucho reconocimiento de la marca de Barcelona.

Todos estos eventos dan una oportunidad excepcional para  generar contactos, encontrar partners, cerrar tratos, conseguir inversores y crear negocios. En este aspecto, podemos afirmar que el MWC ha jugado un papel fundamental. Y sin olvidar que un salón profesional genera una serie de impactos paralelos que refuerzan el potencial de la ciudad que los acoge para reforzar su imagen en el sector tecnológico.

Barcelona aparte de presumir como ciudad de innovación también tiene muchos aspectos a destacar,  es una ciudad muy dinámica, con una amplia oferta cultural, con una buena calidad de vida, una ciudad valiente y llena de vida. Barcelona disfruta de una oferta turística muy amplia y eficiente, además de una extensa y fantástica gastronomía, también nos encontraremos con gente abierta y amable y por supuesto, una buena localización con gran movilidad tanto a nivel metropolitano como a nivel nacional e internacional.

La capital catalana es percibida como una de las ciudades de referencia del sector tecnológico con un gran potencial para seguir creciendo. Aunque, quede lejos los grandes centros tecnológicos como Estados Unidos o China, no hay que dejar de lado, que Barcelona es una de las mejores hubs de innovación en Europa gracias a su trabajo realizado.

 

Share This